Información para lectoras/es

SIGraDi 2017

El tema escogido “Resilience Design” revela la preocupación de investigadores sobre los temas vinculados a nuestra realidad de cambio climático y desastres naturales, asociados a los estados de vulnerabilidad y riesgo, con sus amplios efectos sobre la sociedad y la forma de habitar el territorio. Estos temas resultan fundamentales y de gran importancia en la disciplina y en el campo del diseño y la arquitectura, como también son relevantes para el trabajo colaborativo, con áreas emergentes de las artes y ciencias humanas.

 

Pensar en Resilience Design es situarnos sobre nuevos escenarios de reflexión y acción, en donde apoyados en el pensamiento transdiciplinar y el diseño colaborativo, nos permita una nueva aproximación hacia nuestros territorios y sus demandas, más contextualizada y ajustada a sus actuales y futuros requerimientos; punto de partida para establecer los elementos claves que impulsen un cambio en nuestras ciudades y sociedad. En este sentido, la tecnología y el desarrollo digital, el manejo de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs), el diseño y construcción paramétrica, el trabajo con Building Information Modeling (BIM), el uso de Sistemas de Información Geográfica (SIG) entre muchos otros, vienen entregando un enorme caudal de herramientas y posibilidades de interacción con el habitar en sociedad, propiciando un cambio sustantivo en la forma de entender y relacionarse con el entorno construido y los territorios que los albergan. Ello implica  un fuerte compromiso con la Responsabilidad Social de nuestras disciplinas y el necesario aterrizaje de las investigaciones y desarrollos tecnológicos y digitales, de más alto nivel, a nuestras diversas realidades,  para ponerlos al servicio de comunidades afectas a entornos vulnerables o con una alta condición de riesgo, que están sometidas a constantes procesos resiliente.

 

Trabajar en Resilience Design permite soportar investigaciones, procesos productivos y surgimiento de nuevas tecnologías en contextos de interdisciplina, y cuyo mayor valor es el influir en los procesos de enseñanza y práctica profesional, de las distintas áreas relacionadas con el habitar humano, quienes tendrán la labor de actuar e integrarse en estos nuevos escenarios de cambio y ajuste constante.